La Llama Eterna

La Llama Eterna
Dedicada a los partisanos que el 6 de Abril de 1945 expulsaron al invasor fascista de Yugoslavia. En el muro se recoge la participación de las brigadas de diversos orígenes,bosniohercegovina,croatas,montenegrinas y serbias que participaron en la triunfal ofensiva. El ideal, la victoria y la muerte les unieron en el pasado. Hoy el recuerdo sigue vivo en Sarajevo, a salvo del nacionalismo intoxicador ¿Hasta cuando?

miércoles, 13 de enero de 2016

Documental Yugoslavos(versión Mp4)

28 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Por supuesto. El vuestro es un blog abierto a la crítica progresista y al rigor informativo. Como no ha de gustarme.
      Gracias
      Saludos

      Eliminar
  2. Tu documental es un gran ejemplo. Un gran ejemplo de cómo no hacer una investigación histórica. Es la mayor pieza de propaganda que he visto hasta ahora sobre el tema de la desintegración de la antigua Yugoslavia. En lugar de "Yugoslavos", lo deberías haber titulado "Todo el mundo odia a Serbia y a los serbios". Hubiera sido más apropiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la memoria nos falla, ¿ya no nos acordamos de la campaña mediática demonizadora contra los serbios de aquellos años? Se explotó mucho la victimización de los bosnio-musulmanes, pero poco se habló del apoyo islamista internacional que tuvo el gobierno de Sarajevo, con el apoyo de la OTAN. La guerra de aquellos años fue a varias bandas, pero por aquí solamente se nos contaba que los serbios eran los únicos agresores, pero poco se comentaba sobre la limpieza étnica en la Krajina, o de las salvajadas del UÇK albano-kosovar...

      Eliminar
    2. Y sobre el tema de la guerra de Kosovo, creo recordar que uno de los argumentos que se esgrimieron contra Milosevic, como principal responsable de la «limpieza étnica», fue su disurso pronunciado en 1989 en el Campo de los Mirlos. Éste es buena parte de su texto original:

      Por el concurso de circunstancias sociales y políticas, esta gran celebración se inscribe en un año durante el cual, tras muchos decenios, Serbia ha reencontrado su integridad política, nacional y espiritual.

      Si hace seiscientos años perdimos la batalla, no fue únicamente debido a la superioridad social y a la potencia militar del Imperio Otomano, sino también por la trágica discordia que reinaba a la cabeza del Estado serbio.

      El hecho de que los serbios sean un gran pueblo de esta región no es ni un pecado ni una vergüenza. Es una ventaja que nunca han usado contra sus vecinos.

      Hoy Serbia está unida, en pie de igualdad con las otras repúblicas, y presta a hacer lo que sea para mejorar las condiciones de existencia material y social de sus ciudadanos. Mediante la concordia, espíritu de cooperación y seriedad, lo conseguirá.

      Serbia nunca estuvo habitada sólo por serbios. En ella viven hoy, más que nunca, muchos ciudadanos de otras naciones, de otras etnias. Esto no representa un handicap para el país. Yo estoy incluso sinceramente convencido de que es una ventaja. Es en este sentido en el que se está reorganizando la composición nacional de casi todos los Estados del mundo moderno, sobre todo de los más desarrollados. La cohabitación de ciudadanos de nacionalidades, confesiones y razas diferentes es cada vez más frecuente, cada vez mejor.

      El socialismo en tanto que forma de sociedad evolucionada y equitativa, no debería permitir que los hombres se dividan según las naciones o las confesiones. Las únicas diferencias que el socialismo puede y debe reconocer son las que distinguen a los trabajadores de los perezosos, a la gente honesta de la deshonesta. Por eso toda la gente que vive en Serbia de su trabajo, honestamente y respetando a los otros individuos y a los otros pueblos, viven en su república.

      Yugoslavia es una comunidad plurinacional y no puede subsistir más que mediante una igualdad total entre todas las naciones que cohabitan en ella. La crisis que ha golpeado Yugoslavia ha conducido a particiones nacionales, pero también sociales, culturales y confesionales. De entre todas las particiones, las nacionales se han mostrado como las más dramáticas. Su eliminación facilitará el apaciguamiento de otras disensiones y atenuará las consecuencias de éstas.

      Desde que existen comunidades plurinacionales, las relaciones que se establecen entre las diferentes naciones han sido siempre su punto débil. Como si tuvieran una espada suspendida encima de sus cabezas, han estado amenazadas sin cesar por la cuestión de la mutua opresión de las naciones, cuestión que, cuando se desencadena, arrastra tras ella una oleada de sospechas, acusaciones de intolerancia que no hacen más que inflarse. Y que a duras penas se puede frenar.

      Los enemigos de estas comunidades, sean interiores o exteriores, lo saben bien, y basan en general toda su actividad subversiva en la profundización de los conflictos interétnicos.

      Las relaciones de igualdad y de concordia entre los pueblos yugoslavos son una condición indispensable para la supervivencia de Yugoslavia, para una salida victoriosa de la crisis, y sobre todo para la prosperidad económica y social del país.


      Luego vino el desastre y Yugoslavia desapareció del mapa mundial. No me caía simpático Milosevic (lo consideraba bastante severo y autoritario) pero acusarle injustamente de genocida y ultranacionalista, es exagerar y mentir. Y el Tribunal Internacional de La Haya, en su caso, fue una completa farsa.

      Eliminar
    3. Si realmente cree que Yugoslavos no es un título adecuado, es que no ha entendido absolutamente nada ni del documental, ni de la guerra de Yugoslavia.
      Gracias por su tiempo y por justificar todo nuestro trabajo.

      Eliminar
    4. Hombre, para lo que has puesto sobre la mesa, no, no es un título adecuado. Primero, en el documental no explicas ni tan siquiera qué o quiénes eran los Yugoslavos. Pero bueno, lo habrás explicado en alguna entrada del blog. Y segundo, el documental lo he comprendido bien, es una pieza de propaganda que podría haber firmado el mismismo Dušan Mitević.

      Eliminar
    5. Bueno la propuesta de su primer título, tampoco era tan mala. Entienda que todos nos vamos a hacer algo acorde con sus gustos y capacidades. Eso es cosa suya, así que ya puede empezar a hacer algo más que algún amago de ironia preadolescente y dejar de citar naderias que ni son adecuadas , ni interesan a nadie. Por lo que le emplazo a que aproveche su tiempo y no lo haga desperdiciar a los demás con unas apreciaciones tan estériles como gratuitas.

      Eliminar
    6. Es relativamente sencillo usar argumentos ad hominem. Más allá de eso, la comparación creo que tiene sentido por ser quien era Dušan Mitević y por su labor al frente de RTB. Respecto a las apreciaciones personales en su comentario, no haré ningún comentario. Asimismo, tampoco haré ningún comentario más sobre el tema en este hilo. Todo lo que tenga que decir lo plasmaré en la reseña que estoy preparando sobre su documental.

      Saludos.

      Eliminar
    7. Realmente su estupidez y petulancia sobrepasan los límites para alcanzar lo sublime. Aplaudo la decisión , desde su primer comentario no tenía nada que decir. Y le sugiero intente rectificar esa tendencia al parasitismo y a la desfachatez hiperbólica.Puede traerle disgustos, aunque supongo que sólo se comporta así amparado en la red, trolleando y sentando cátedra en cuanto a mediocridad se refiere.
      No moleste más.

      Eliminar
    8. En aquellos años de las guerras de la ex Yugoslavia, cuando buena parte de las repúblicas buscaban la independencia, los únicos que defendían el concepto de Yugoslavia y, por ende, el de yugoslavos, fueron los serbios. No hay más que explicar.

      Eliminar
  3. Puedes borrar mis comentarios, no hay problema. De todas formas, ya estoy trabajando en la reseña de tu documental.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que su reseña haga gala de mayores conocimientos sobre el tema, del cual sólo sabe por terceros, que sea de un menor conformismo y que su tono no sea tan abiertamente petulante. Muchas de las supuestas omisiones que no llega a acertar en su contextualización están recogidas en muchos de los artículos escritos en este blog. Respecto al parecido con el peso de las cadenas, no puede ser más erróneo.
      Respecto a la eliminación de sus previsibles y por lo demás prescindibles comentarios,decirle que no ha sido de forma expresa y que si los firma, eso no debería haber pasado.
      Gracias por su interés y sus ataques, son toda una señal de lo doctos, progresistas y conocedores que son de este tema y de la mayoría.

      Eliminar
    2. Primero, jamás he dicho que yo sea un experto en el tema. Ahora bien, dejar fuera hechos tan relevantes como el Acuerdo de Karadjordjevo o las Revoluciones antiburocráticas me parecen un gran error.
      Segundo, que tú hayas realizado un encuadramiento en el blog previo al documental no quiere decir nada. Tu presentas un producto, en este caso un documental, sin presentar un contexto lo que me parece también un error de importancia.
      Tercerto, para alguien que me acusa de ser un petulante y lanzar ataques doctos y progesistas, no deja de ser curioso que comience su contestación con una referencia a mis conocimientos sobre el tema y a mi conformismo.
      Por último, cuando tenga la reseña escrita, se lo comunicaré.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Los acuerdos de Karadjorjevo son desde luego importantes. Pero creo ya han sido recogidos por multitud de trabajos, y pese a su supuesta trascendencia no son más que una consecuencia predecible de la traición bosnia a enemigos y aliados. Y siendo este un tema tan complejo, tan sesgado siempre quedarán elementos por tratar.
      Pero creo que la construcción narrativa del documental es lo suficientemente explícita para responder a las supuestas lagunas.
      Cuando usted realice algo más que una reseña criticando a otros, me dignaré en leerlas. Hasta ese momento no tengo ningún interés.
      Gracias por su tiempo.
      Saludos

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias señor Trebaruna por tan inolvidable lección vital. Usted puede opinar lo que quiera, de hecho la eliminación de mensajes como dije anteriormente ha sido accidental, si bien recalco que este no es un espacio de debate.pq gente como usted con su pretendida y jactanciosa actitud lo han impedido una vez tras otra. Como bien evidencia su soberbia de pseudointelectual al que no escucha ni su patito de goma en la soledad de su bañera.
      Me consta que usted sabe de lo que va el tema, por eso encuentro especialmente equivocada su actitud aleccionadora.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Tal vez, del comentario que has borrado en el que supuestamente lo acusas de censor, y pretender darle lecciones de debate e intercambio ideológico.

      Y aquí tampoco dices mucho... Lo de pésimo será porque el documental no es lo suficientemente antiserbio, como era el discurso oficial de entonces.
      https://twitter.com/ELAULLIDO1/status/498272816668893184

      Eliminar
  5. Estimado Edu:

    Apenas me gustaría de comunicarle que mi reseña sobre su documental ya está escrita y dentro de poco será enviada para su evaluación el comite editorial de una revista. Sin embargo, considero necesario enviarle dicho documento por una cuestión de honestidade intelectual, dado que la reseña trata sobre un documental que ha sido el resultado de años de esfuerzo e investigación por su parte y la del equipo que le ha acompañado. Por consiguiente, me gustaría que me facilitase alguna dirección de e-mail donde poder enviarle mi texto. Además, le facilito mi dirección de e-mail por si me quiere enviar su contacto a través de esta vía.

    Sin otro particular, me despido.

    Marcos Ferreira Navarro

    ResponderEliminar
  6. Acabo de ver el documental.
    Muchas gracias edu por, el trabajo que habeis hecho. Todos los Yugoslavos os lo agradecemos.
    Muy bonita la cancion del final.

    Djordje

    ResponderEliminar
  7. Acabo de ver el documental.
    Muchas gracias edu y tambien a tu equipo por este trabajo. Los yugoslavos te estamos agradecidos. Muy bonita la cancion del final.
    Un abrazo.
    Djordje

    ResponderEliminar
  8. Ahora que leo un poco los comentarios, veo cuantos comentarios negativos. Edu no hagas caso de ellos. Eres in gran profesional y tu trabajo es muy bueno. Capitalistas y fascist as, ya habeis destrozado nuestro pais y ahora nos queries borrar la memoria. Volver a vuestra Europa endeudada hasta las cejas a pagar vuestras hipotecas y dejar a los balcanes en paz.
    Zivijela Jugoslavija!

    ResponderEliminar
  9. Buenos dias. En la actualidad me encuentro reealizando una investigación, como parte de una de mis clases de universidad, sobre el uso de la propaganda impresa y televisiva por cada uno de los bandos durante los primeros años del conflicto en Bosnia y Croacia, aunque bien se me hecho complicado encontrarla. Conociendo de antemano el trabajo realizado por ustedes, y su conocimiento sobre le conflicto balcanico, me gustaria solicitar su ayuda.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti Djorje. Agradecemos profundamente tu cariño y fidelidad, además de tus desmesuradas alabanzas. Compartimos , como casi todos los lectores de este blog letra a letra tu mensaje final. Nuestro documental es lo mínimo que podíamos hacer por tu país y tu gente.
    Un abrazo y seguimos en la lucha.

    ResponderEliminar
  11. Buenas tardes. Soy un estudiante colombiano, en la actualidad me encuentro realizando una investigación sobre el uso de la propaganda impresa y televisiva por cada uno de los bandos durante los primeros años de las guerras en Bosnia y Croacia. Ante la dificultad que he tenido al encontrar estas me gustaria solicitar su ayuda; esto debido a que por medio del blog he conocido parte de su trabajo y se del conocimiento que tienen sobre el conflicto.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Me recuerda a un documental llamado El peso de las cadenas, una propuesta muy buena que sin duda expone el papel de Estado Unidos y sus supuestas intervenciones humanitarias y civilizadoras. La verdadera razón de estas guerras "por la democracia" no es otra cosa que la riqueza, siempre la riqueza, el móvil del capitalismo. Por cierto quiero recomendar el documental llamado Vice de HBO que aborda temas de índole social, política y económica, vale la pena echarle un vistazo.

    ResponderEliminar